El mito de la creación de Japón

El mito de la creación de Japón (天地開闢, Tenchi-kaibyaku, «La creación del cielo y la tierra«) es la historia que describe el nacimiento legendario de la creación del mundo y la gestación de los primeros dioses y el archipiélago japonés.

Esta historia aparece, con ciertas variaciones, en los dos textos más antiguos escritos en Japón: «Kojiki» (古事記, «Registro de asuntos antiguos«) escrito en 712 y «Nihon Shoki» (日本書紀, «Crónicas de Japón«) escrito en 720. Estas obras forman la base literaria de la mitología japonesa y de la religión sintoísta.

mito

El mito de la creación del mundo

En un principio, antes de la creación del mundo, existía una masa infinita sin forma sumida en el silencio. Eventualmente, de esta masa surge «Takamagahara» (高天原, «Plano Alto Celestial«), el «Cielo«. Otras partículas de esta masa se juntaron para formar otra masa densa y oscura en una superficie líquida llamada «Tierra«.

En el plano celestial surgen los tres Kami (神, dioses) primarios de la creación:

  • Amenominakanushi (天之御中主神, Ame-no-Minakanushi), el Maestro central.
  • Takamimusubi (高御産巣日神, Taka-mi-musuhi-no-kami), el Gran creador.
  • Kamimusubi (神産巣日神, Kami-musuhi-no-kami), el Creador divino.

Más tarde, surgen los dioses divinos:

  • Umashi-ashi-kabi-hikoji (宇摩志阿斯訶備比古遅神, Umashi-ashi-kabi-hikoji-no-kami), la Energía.
  • Ame-no-toko-tachi (天之常立神, Ame-no-toko-tachi-no-kami), el Cielo.

Estos cinco kami son los primeros dioses que aparecen en la creación del universo y son llamados en conjunto «Kotoamatsukami» (別天神). Estos dioses aparecieron cada uno por su cuenta, sin una pareja, y se dice que tienen esencia masculina y que se escondieron una vez que alcanzaron la conciencia.

Kamiyonanayo

Más tarde, surgen siete generaciones sucesivas de dioses y diosas, llamadas de forma colectiva «Kamiyonanayo» (神世七代, «Siete Generaciones Divinas«). Dos de estos dioses surgieron de forma espontánea. Se caracterizaban por no poseer un sexo definido, no poseían una pareja y se escondieron al nacer. Estos eran Kuni-no-Tokotachi (国之常立神, Kuni-no-tokotachi-no-kami) y Toyo-kumono (豊雲野神, Toyo-kumono-no-kami).

Luego nacieron cinco pares de dioses, cada par incluía una deidad masculina y otra femenina, los cuales eran hermanos y esposos a la vez:

  • Uhijini (宇比地邇神) y Suhijini (須比智邇神),
  • Tsunuguhi (角杙神) e Ikuguhi (活杙神),
  • Ootonoji (意富斗能地神) y Ootonobe (大斗乃弁神),
  • Omodaru (於母陀流神) y Aya-kashiko-ne (阿夜訶志古泥神)
  • Izanagi (伊邪那岐神) e Izanami (伊邪那美神)

Los dioses Kunitokotachi y Amenominakanushi le encargaron a la última generación, Izanagi y su hermana y esposa Izanami, que crearan la primera tierra bajo el cielo.

mito

Creación de la tierra

Entonces Izanagi e Izanami, ubicados en el Puente Flotante del Cielo, lanzaron una lanza divina al mar. La sal que fluía de la lanza se convirtió en una isla donde los dioses se casaron alrededor de un pilar. Izanami da a luz a las islas de Japón y sus deidades, los dioses del mar, ríos, montañas, campos, árboles, piedras y otros. Cuando Izanami da a luz al dios del fuego, se quema y muere. Izanagi decide seguir a Izanami al mundo de los muertos (黄泉の国, Yomi no Kuni) para convencerla de regresar. Ella acepta consultar con los dioses de la muerte, pero le advierte que no la busque.

Impaciente por el regreso de Izanami, Izanagi decide entrar al palacio de los dioses de la muerte, y encuentra el cadáver de su esposa horriblemente transformado. Horrorizado, escapa mientras es perseguido por la avergonzada Izanami, y bloquea la salida de Yomi con una gran roca. Luego decide purificarse bañándose en el río, una práctica conocida como Misogi. De su ojo izquierdo purificado nace Amaterasu Oomikami (天照大御神, Diosa del Sol), de su ojo derecho nace Tsukuyomi no Mikoto (月読命, Dios de la Luna) y de su nariz, nace Susanoo no Mikoto (須佐之男命, Dios de las Tormentas). Estos dioses son conocidos como Mihashira no uzu no miko o Sankishi (三貴子, Los tres más preciados). Izanagi le encarga a Amaterasu gobernar Takamagahara, el Plano Celestial, mientras que a Tsukushi le encarga el Reino de la Noche y a Susanoo el Plano de los Mares. Así nació Japón y el resto del mundo.

¿Conocías este mito de la creación de Japón? ¿Qué te parece? Déjanos tu opinión en los comentarios.


Si deseas saber un poco más sobre El mito de la creación de Japón u otros contenidos, te invitamos a que revises nuestro Instagram oficial https://www.instagram.com/learnacademycl/

También puedes revisar nuestra categoría de Cultura Popular Japonesa y nuestro artículo relacionado La literatura japonesa para descubrir la cultura y sociedad japonesa a través del contenido que hemos compartido.

Déjanos tu opinión o dudas en la sección de comentarios. Nos vemos pronto en otra entrada.

Deja una respuesta