Los Castillos en Japón

Los castillos en Japón destacan por su belleza arquitectónica y estilo particular, los cuales evolucionaron de las estructuras de madera originales. Las principales funciones de los castillos japoneses eran la defensa, control estratégico e intimidación de los enemigos, similares a los castillos europeos. También se construyeron para servir como centros de gobierno.

A pesar de los daños o la absoluta destrucción que sufrieron algunos de ellos debido a su ubicación estratégica e importancia, varios castillos han sido reconstruidos más tarde para reflejar su diseño original. Más recientemente, se han mantenido como lugares de patrimonio cultural y museos. En esta oportunidad, comentaremos acerca de algunos de los castillos más importantes e impresionantes del territorio japonés.

El Castillo Himeji

El Castillo Himeji (姫路城 Himeji-jō) es un castillo ubicado en una cima en la prefectura de Hyōgo. Se le conoce también como el «Castillo de la Garza Blanca» (白鷺城Hakuro-jō o Shirasagi-jō) debido a su color blanco brillante. Se le reconoce oficialmente como un Tesoro Nacional de Japón y un Patrimonio de la Humanidad. Es uno de los 12 castillos originales que aún permanecen en Japón, por lo cual goza de gran popularidad para los interesados en la historia del país.

El castillo Himeji posee una historia de más de 600 años y se construyó como un punto de defensa estratégico al oeste de Kioto. El complejo del castillo incluye más de 80 edificios conectados por una serie de caminos sinuosos interconectados como un laberinto. La estructura original del castillo ha sufrido importantes remodelaciones en el transcurso de varios siglos. El castillo actual fue completado en 1609 bajo la supervisión del señor feudal Ikeda Terumasa. Un hecho importante del castillo es que sobrevivió los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial sin daños, incluso aunque las áreas cercanas al castillo fueron bombardeadas sin piedad.

Los castillos en Japón

El Castillo Matsumoto

El Castillo Matsumoto (松本城Matsumoto-jō) es uno de los principales castillos históricos y Tesoro Nacional de Japón. Ubicado en la prefectura de Nagano, se le conoce también como el «Castillo de los cuervos» (烏城 Karasu-jō) debido a su exterior de color negro. Fue construido a finales del siglo XVI, en un período de considerables agitaciones sociales. Su torre principal de 5 pisos, construida a finales del siglo XVI, es la torre remanente de un castillo más antigua del país.

El castillo es un «Hirajiro» (平城), es decir, un castillo construido en una planicie, lo cual contrasta con la costumbre de la época de construir los castillos en lugares mejor protegidos como colinas o cerros. La fortaleza contiene una gran fosa, puentes de color bermellón y mampostería de piedra.

Los castillos en Japón

El Castillo de Nagoya

El Castillo de Nagoya (名古屋城 Nagoya-jō) se ubica en el área central de Japón. Durante la Era Edo, se le consideró el centro de una de la más importantes ciudades amuralladas en el área, llamada Nagoya-juku (名古屋宿). El castillo original, llamado Yanagi-no-maru, fue construido como un regalo encargado por el gobernador militar Imagawa Ujichika para su hijo. Poco después de terminar su construcción, un jefe militar se apoderó del castillo y cambió su nombre a Nagoya. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue utilizado como cuartel militar, hasta su destrucción en 1945 durante el bombardeo de Nagoya.

El actual castillo fue reconstruido en 1959, e incluye exhibiciones históricas, representaciones de la antigua vida en el castillo y objetos que sobrevivieron el bombardeo. Una de las exhibiciones más famosas es la exhibición de los «Kinshashi» o «delfines dorados». Durante toda su historia, los japoneses han creído que estas figuras ubicadas en la parte superior del castillo lo protegen del fuego. En la actualidad es posible ver replicas de las estatuas originales en el vestíbulo del calabozo principal.

Los castillos en Japón

El Castillo de Osaka

El Castillo de Osaka (大阪城 Ōsaka-jō) es uno de los castillos más famosos de Japón. Su construcción fue ordenada en 1583 por el famoso general Toyotomi Hideyoshi, considerado el «Napoléon de Japón». Dos años después de la muerte de Hideyoshi en 1598, su rival militar Tokugawa Ieyasu derrotó a las tropas de Hideyoshi en la gran batalla de Sekigahara en el año 1600. Esta victoria fue decisiva y le dio a la familia Tokugawa el control completo de Japón. Este hecho llevó al comienzo del Shogunato Tokugawa y la Era Edo en 1603. En 1615, el castillo de Osaka sucumbió a las tropas de Tokugawa en un asedio que llevó a la destrucción total del clan Toyotomi.

Durante la guerra de Boshin en 1868, el castillo fue capturado por las fuerzas pro-imperialistas. El nuevo gobierno Meiji demolió el castillo y utilizó el terreno para barracas militares. En 1931, reconstruyeron el castillo para utilizarlo con fines militares. Por esta razón, se convirtió en un objetivo para las fuerzas estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que destruyeron nuevamente la torre principal. La actual reconstrucción fue finalizada en 1997.

Los castillos en Japón

El Castillo de Hikone

El Castillo de Hikone (彦根城 Hikone-jō) se ubica en la prefectura de Shiga y se considera una de las edificaciones históricas más importantes de la región. La construcción del castillo tomó 20 años en completarse. Por esta razón, es uno de los pocos castillos que mantiene su estructura original. Varias de sus características se consideran valores culturales de Japón, incluyendo los establos y tres torrecillas diferentes que fueron incorporadas en la arquitectura del castillo.

Los terrenos del castillo contienen edificios originales y también detalladas reconstrucciones provenientes de la era feudal, incluyendo un museo exhibiendo los tesoros de la familia Ii. Aquí se muestra cómo vivió esta familia de señores feudales en el castillo desde 1622 hasta el término de la era feudal en 1867.

El castillo de Hikone fue designado como una de las mejores Ocho Vistas del Lago Biwa, el lago más grande de Japón. Además, el sonido de una campana que produce eco en los alrededores del castillo una vez a cada hora del día se considera uno de los 100 sonidos más impresionantes en Japón.

Los castillos en Japón

El Castillo de Kumamoto

El Castillo de Kumamoto (熊本城 Kumamoto-jō) se ubica al centro de la ciudad de Kumamoto y es el principal sitio turístico de la ciudad. Su construcción comenzó en 1467, cuando el clan Ideta colocó las primeras piedras del castillo. Con su exterior de color negro y sus murallas inclinadas, fue diseñado especialmente para defenderse de los ataques de ninjas. El castillo cambió de dueño regularmente hasta 1632, en donde el clan Hosokawa se hizo cargo. Su reinado duró más de 200 años y 11 generaciones. En 1871 se abolió el sistema feudal en Japón y el castillo fue entregado al gobierno japonés.

Cada gobernante dejó su propia marca en el castillo realizando alteraciones y distintas mejoras con el paso del tiempo. Durante la Rebelión de Satsuma en 1877, el castillo sufrió daños considerables. No fue hasta 1960 que se realizaron importantes reconstrucciones en el castillo, las cuales terminaron en el año 2008. Lamentablemente, el castillo sufrió nuevos daños en los terremotos de 2016 por lo que está sujeto nuevamente a reparaciones.


Si deseas saber un poco más sobre Los Castillos en Japón u otros contenidos, te invitamos a que revises nuestro Instagram oficial https://www.instagram.com/learnacademycl/

También puedes revisar nuestra categoría Conoce Japón para descubrir otros lugares y ver el contenido que hemos compartido.

Déjanos tu opinión o dudas en la sección de comentarios. Nos vemos pronto en otra entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *