La historia del manga

Manga (漫画) corresponden a novelas gráficas o cómics originarios de Japón que gozan de una gran popularidad en todo el mundo. Los manga abordan una variedad de géneros como acción, aventura, romance, comedia, drama, ciencia ficción y fantasía. Juegan un rol fundamental en la industria editorial japonesa, la cual sigue en constante desarrollo.

El término «manga» es utilizado en Japón para referirse a las historietas y a las caricaturas, mientras que fuera del país se suele utilizar específicamente para referirse a las historietas publicadas en el país. Las historias se imprimen generalmente en blanco y negro, debido a limitaciones de tiempo, razones artísticas y bajo costo (Aunque existen mangas a color). Los mangas se venden en formato de revista, conteniendo varias historias, cada una presenta un episodio que será continuado en la siguiente edición. Un artista de manga japonés o mangaka (漫画家) suele trabajar con algunos asistentes en un estudio pequeño, asociado a un editor creativo de una empresa editorial comercial.

manga

Historia del manga

No existe un consenso definitivo acerca de cuándo se crearon los primeros mangas, pero algunos historiadores creen que las primeras influencias para crearlos provienen de los emaki (絵巻) del siglo XII llamados «Choojuu giga» (鳥獣戯画, animales caricaturizados). Estos corresponden a pergaminos de papel horizontal ilustrado únicos en su época, ya que contienen animales antropomorfos en vez de humanos, y no poseen textos. Los pergaminos presentan ilustraciones de conejos, monos y sapos realizando actividades humanas como arquería, natación y peleas.

Más tarde es posible apreciar innovaciones en los pergaminos «Saru no Soshi» (El cuento de los monos), en donde se utilizan burbujas de textos y se aprecia un avance visual en las escenas. Estos progresos continuaron en la Era Edo (1603-1867), en donde aparecieron obras como los kibyoshi (黄表紙), libros ilustrados ordenados en 2 a 3 volúmenes de 10 páginas cada uno. El primer kibyoshi popular fue «Kinkin sensei eiga no yume«(金々先生栄花夢, El magnífico sueño del maestro Kinkin) , publicado en 1775. Otros historiadores y conocedores consideran que el primer manga verdadero es Toba Ehon de 1793. Este consiste en un libro de dibujos que cuenta el día a día de las personas durante la Era Edo. Toba Ehon fue publicado y vendido durante el siglo XVIII en Osaka.

La palabra «Manga» comenzó a utilizarse de forma popular a finales del siglo XVIII, en trabajos como «Shiji no Yukikai«, «Manga Hyakujo» y «Hokusai Manga«. Este último contiene una colección de dibujos realizados por el artista de ukiyo-e Katsushika Hokusai, reconocido por su obra La Gran Ola de Kanagawa. Pero la figura que ayudó a popularizar la palabra manga en el sentido moderno fue Rakuten Kitazawa, quien en su trabajo en una empresa de periódicos fue capaz de traspasar sus conocimientos de arte y caricaturas occidentales. En 1902 creó un cómic en blanco y negro llamado «Jiji Manga«. En 1905, Kitazawa fundó su propia revista llamada «Tokyo Puck«, la cual era a color y estaba traducida al inglés y al chino.

El estilo moderno utilizado por los mangakas japoneses se desarrolló a finales del siglo XIX. Fue influenciado por la cultura y arte japonés de la pre-guerra (Era Meiji y Pre-Meiji), y los eventos ocurridos luego de la Segunda Guerra Mundial.

Manga en la era Pre Segunda Guerra Mundial

En los manga publicados antes de la Segunda Guerra Mundial era posible apreciar un fuerte énfasis en las tradiciones culturales y estéticas japonesas, incluyendo la estética de la pre guerra y la era Meiji. Muchos incluían palabras referentes a las necesidades económicas y sociales del Japón nacionalista de la época. Por su parte, las imágenes generalmente estaban asociadas al arte gráfico chino.

Estos mangas provienen de las caricaturas de estilo euro-americano incluidos en las publicaciones japonesas de finales del siglo XIX. El estilo de manga utilizando burbujas para el texto se originó específicamente gracias a las traducciones de las tiras cómicas estadounidenses de la década de 1920. Varios de estos primeros manga estaban escritos de izquierda a derecha, siguiendo el estilo occidental. El manga más longevo en la era previa a la Segunda Guerra Mundial fue la traducción japonesa de la tira cómica estadounidense «Bringing Up Father» (1913-2000).

A finales de la década de 1920 y comienzos de 1930 se pudo apreciar la influencia y mano dura del gobierno japonés en las historietas. Existían muchas revistas que publicaban tiras cómicas mensualmente, cuyo contenido criticaba al gobierno japonés. Justo antes de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno decidió cerrar varias de estas revistas y arrestó a las personas que criticaban a las autoridades. Esto provocó que muchos artistas del manga crearan mangas propagandísticos, en algunos casos por la fuerza.

manga

Manga en la era Post Segunda Guerra Mundial

Después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y la ocupación de Japón por parte del bando aliado (1945-1952), el manga se vio fuertemente influenciado por la cultura estadounidense. En particular, la televisión, las películas, las caricaturas e historietas dieron forma al manga moderno. La industria editorial en crecimiento de la época ayudó a crear una sociedad orientada al consumo en la cual los gigantes de la industria como Kodansha pudieron dar forma al gusto popular.

Los mangakas aprovecharon su recién encontrada libertad y nuevas inspiraciones, creando nuevas empresas lo que ayudó a que la industria del manga floreciera. Después de la década de 1950, los mangas empezaron a adquirir la forma que poseen los mangas modernos. Aquí empezaron a aparecer grandes artistas como Osamu Tezuka, creador del famoso manga «Astro Boy» (1952-1968) y reconocido como el «Padre del Manga«. Por su parte, Machiko Hasegawa creó el manga «Sazae-san» (1946-1974), el cual más tarde se convirtió en animé y es el show animado más longevo en la historia de la televisión. Ambos artistas ayudaron a darle forma a la industria del manga del futuro y establecieron los futuros géneros Shonen (manga para varones jóvenes) y Shojo (manga para mujeres jóvenes), respectivamente.

Desde la década de 1970 en adelante, siguieron apareciendo nuevos cambios incluyendo la aparición de nuevos géneros y subgéneros. La popularidad del manga continuó creciendo, expandiéndose más allá de las fronteras niponas.

Mangas modernos

La industria del manga goza de una enorme popularidad hasta el día de hoy, generando enormes ingresos que superan los 5 mil millones de dólares. A pesar de que el mercado japonés es el principal receptor del manga, este se ha vuelto muy popular a nivel internacional. En la actualidad, el manga es uno de los productos japoneses más cotizados por el público extranjero.


Si deseas saber un poco más sobre La historia del manga u otros contenidos, te invitamos a que revises nuestro Instagram oficial https://www.instagram.com/learnacademycl/

También puedes revisar nuestra categoría de Cultura Popular Japonesa para descubrir la cultura y sociedad japonesa a través del contenido que hemos compartido.

Déjanos tu opinión o dudas en la sección de comentarios. Nos vemos pronto en otra entrada.

Deja una respuesta